jueves, 16 de abril de 2015

LAS GRANDES VICTORIAS

                     LAS GRANDES VICTORIAS


    ¿Qué es eso? ¿Las hay pequeñas? ¿No son todas iguales?

    Pues no, incluso hay grandes derrotas, pero no por un abrumador resultado por parte de los rivales o competidores; sino por uno mismo, que incapaz de hacerlo mejor o incluso de hacerlo tan bien como uno mismo se esperaba son contundestes derrotas mas allá del resultado.

    Pero y... ¡las grandes victorias!
Pues son aquellas que gracias a los rivales, más allá del resultado que se obtenga, sea este abrumador en demasia o no, es por el esfuerzo capacidad y dificultad de superar el empeño puesto por esas personas a las que batiste.

    Y esto es algo más satisfactorio que simplemente la victoria, aunque últimamente según parece la victoria es simplemente lo que vale.

    Pero la cruda realidad es que por ese motivo hoy en día, (y en días pasados), hay campeones que ellos mismos saben que lo son en la tabla de resultados, pero para ellos mismos muy merecedores no lo son pues ganaron sin buenos rivales y por ello sin grandes victorias.

    Lease ejemplos como ser estadísticamente el más laureado de todos los tiempos en cifras de victorias mundiales como el caso del piloto de Fórmula 1 Michael Schumacher, con siete enseñas sin rivales capacitados, y derrotas cuando se encontro con varios que si.

    O más reciente el caso de otro alemán con cuatro consecutivos tras un primer regalo inicial de una escudería rival, y posteriormente con la maquina tan superior que desmerece la que debia ser tan dificultosa victoria mundial.

    Como el vigente campeón que gano por su máquina y sigue haciendolo la nueva temporada con un reglamento del que resulto beneficiado y que le facilitara encumbrar con estadísticas su nombre durante un largo tiempo hasta un nuevo reglamento.

    Por ello... ¿que es mejor?
Una simple victoria sin más, o una "gran victoria".

    Yo lo tengo claro. Lo mejor en éste caso es la segunda opción.
Pero incluso para una persona integra, que más que estadísticas falseadas con legitimidad en mayor o menor medida, para un auténtico deportista y atleta, es mejor una derrota, si quien gana es merecedor del término "gran victoria".

    Así pues no hay mejor manera que salir victorioso o salir derrotado cuando tus rivales te hacen grande ¿o no?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para publicar su comentario; sea respetuoso con todo el mundo y tenga educación por favor.
Recuerde: "Que no todo vale con la excusa de la libertad de expresión y de la opinión personal"