miércoles, 17 de septiembre de 2014

LAS LESIONES; PARTE DEL JUEGO


               LAS LESIONES; PARTE DEL JUEGO

    Esa difícil situación que todo atleta, deportista de elite o “amateur”; ha vivido alguna vez ha sido el de las lesiones.

    Momentos que a veces se alargan más en el tiempo y otras que se repiten habitualmente pero son de un periodo muy corto. Las lesiones son de todo tipo. Unas afectan a una zona muy localizada; y otras a una parte más extensa del cuerpo.

 

    A grandes rasgos hay lesiones musculares; lesiones articulares o lesiones óseas.

    Pero yo no me quiero centrar en este artículo en el tipo de las lesiones ni por que se puedan producir. Me quiero centrar en la aceptación por parte de cada uno de lo que es estar lesionado.

    De cómo, en esos momentos además del reposo que se necesita para la recuperación propia de la lesión, también se necesita; aceptar la situación.

    Aceptar la situación y entender que, como una máquina que somos; además de la importancia que tiene la introducción del correcto combustible que necesitamos (NUTRICIÓN), también “nos estropeamos”.

    Hay una frase que dice: “el progreso es fruto de mucho trabajo”. Y eso trasladado a “nosotros” significa que para progresar o mejorar necesitamos de mucho sudor. Claro que si buscamos otro tipo de progreso como el intelectual no se basara tanto en este parámetro que decía. Pero en cuanto al deporte sí que necesitamos “sudar” para progresar (valga que haya gente que no suele sudar tanto como otras por mucho que se esfuerce).

    Y en el momento de progresar en nuestras capacidades físicas puede llegar ese momento no deseado. Las “malditas” lesiones.

    Y no olvidar que si bien hay que hacer el ejercicio con la  debida progresividad; estructura, cargas y técnica, de no forzarnos a progresar, no se producirían esas mejorías, que es por la que trabajamos y nos esforzamos.

 

    Por eso, en el momento de la lesión aceptar la situación, hay saber que estas son parte del juego, y que ayudan a progresar en el futuro evitando cometer los mismos errores y volviéndonos más fuertes física y sobre todo mental.

    Ya que es cierto que por desgracia, algunas lesiones pueden ser limitantes físicamente, lo que nunca deben ser son limitantes mentales (psicológicamente).

    Ya sabes son solo parte del juego ;-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para publicar su comentario; sea respetuoso con todo el mundo y tenga educación por favor.
Recuerde: "Que no todo vale con la excusa de la libertad de expresión y de la opinión personal"