lunes, 8 de septiembre de 2014

31 de diciembre de 2.013 (3ª parte y final)


       31 de diciembre de 2.013         (3ª parte y final)

    Las risas siguen en cada vuelta que damos. Desde luego es un gran ambiente el que tenemos aunque estemos 5 personas en la pista. Terminamos de rodar hacemos movilidad ejercicios técnicos y comenzamos con el grueso del entreno.

    Claro que al haber entrenado parte por la mañana el grueso de mi entreno de la tarde es menor. Pero igual que mis compañeros tengo que terminar con parte de las series que ellos también van a hacer.

    Los minutos van pasando y el día comienza a oscurecerse demasiado. La decisión de empezar el entreno a esa hora no fue la mejor idea. Ahora esa media hora más tarde se nota mucho. Yo voy a tener la fortuna de terminar el entreno haciendo la última carrera de las series justo con la última luz del día. Sin embargo mis compañeros tendrán que terminar sin luz.

    Ahora bien; tengo que hacer una última carrera del año. Van a ser 150m y los hago solo. El entrenador va a cogerme el tiempo cuando comience a correr y lo parara al llegar a meta. Me dice que está preparado con el crono y…

    Comienzo a correr en la curva los metros de la salida, y sigo para terminar la recta de 100m. Sin duda va a ser un gran tiempo. La carrera está siendo muy buena. Estoy fuerte la técnica es buena así que ya estoy a punto de meter el cuerpo para cruzar la línea de meta.

    Lo que siento en estos momentos es difícil de describir. Me dejo llevar corriendo y sigo la curva... Sé que he hecho un buen trabajo este año. En unos días tengo esa importante carrera y hoy he ganado esa medalla. Sólo que en unos días tendré que ir a recogerla; aunque sea un trofeo.

    Pero es mío. ¡Sí! Lo he hecho. Un buen y duro comienzo de temporada pero estoy bien preparado para esta carrera que a día de “hoy” (el 31 de diciembre de 2013) es mi Campeonato del mundo de Pista Cubierta. Allí gane mi primera carrera de mi vida como atleta la pasada temporada.

    La temporada pasada sí; pero en realidad fue en el mes de enero de este año (2.013) y hoy es su último día. Así que no solo sigo decelerando en la curva sino que correré la contra recta celebrando la victoria como si fuera el mismísimo Usain Bolt; imaginando un estadio olímpico lleno. Repleto de gente. Imaginando un lugar en donde quiero estar. En realidad el estadio no es tan grande ni tiene “9” calles. Esta vacío solo con mis compañeros y entrenador. Pero me da igual porque por el trabajo que he hecho en el me siento muy satisfecho. Me falta una bandera con que celebrarlo así que me quito la camiseta y me la pongo encima como se hace con las banderas. Termino con la siguiente curva y un poco de la recta y voy donde el entrenador.

    Me dice que estaba preocupado que tardaba en volver y que casi se acerca pasada la meta para comprobar que estaba bien. Que no se veía bien. Le pregunto por el tiempo y me dice que no me veía bien con lo que no me cogió el tiempo.

    No me importa la verdad. Para la gente que no es atleta y a veces ni deportista parece que lo más importante es el tiempo. Y no todo lo es el tiempo. Yo estoy muy satisfecho con las sensaciones que he tenido y con el trabajo hecho.

    He terminado el último entreno del año. Mis compañeros tienen que dejarlo al poco rato por la luz; pero yo he hecho todo el entrenamiento del día. En doble sesión; comiendo en el coche y esperando un montón de horas pero con la satisfacción y alegría del buen trabajo hecho y no solo hoy. Sino todo lo que va de temporada y de la pasada que corresponde a este año.

    Sin duda hoy he ganado una “medalla”, en unos días iré a recogerla. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para publicar su comentario; sea respetuoso con todo el mundo y tenga educación por favor.
Recuerde: "Que no todo vale con la excusa de la libertad de expresión y de la opinión personal"