lunes, 1 de septiembre de 2014

“1 de septiembre; y ya 2 micro-ciclos cumplidos”


“1 de septiembre; y ya 2 micro-ciclos cumplidos”

    Estamos a uno de septiembre pero cuando algunos atletas todavía van a dejar unos días más de descanso; y otros comienzan la temporada yo ya llevo casi dos meses de la temporada 2014/15. Temporada que oficialmente comienza en Noviembre de este año.

    Pero en mi caso llegare a ese momento con casi 4 meses de trabajo cumplidos. A día de hoy son casi 2 meses. Y con dos micro-ciclos y un meso-ciclo cumplidos llega la hora de hacer análisis de este periodo.


    Para alguien como yo con tanto nivel de auto-exigencia; no resulta fácil esta tarea.

Porque el primero que más se exige soy yo mismo. Y lo que más fácil resulta es ver donde he fallado. Donde no realice tal cantidad de tarea o con tanto compromiso como el que debería. Yo soy el primero que dice lo que debería ser ese compromiso. Siendo el juez más crítico que puedo encontrar.

    En segundo lugar seria mi entrenador; pero en estos momentos esa tarea también es evaluada por mí ya que en este caso soy yo mi propio entrenador. Este hecho con el que estoy encaminando mi vida deportiva entraña el doble de trabajo; el doble de esfuerzo y de exigencia. Pero por otro lado también llegara el doble de satisfacción y de alegría con los buenos resultados. Aunque sí que me perderé esa especial conexión entrenador-atleta.

    En tercer lugar seria mi equipo; pero en estos momentos es un periodo de trámite debido a que cuando comience la nueva temporada de fichajes a partir de octubre (por motivos personales) espero cambiar de equipo. Siempre que alguien quiera acompañarme y apoyarme como creo que debe ser en mi reto y desafío deportivo. Sino tendría que tomar la decisión de también ir por libre en esta vía al menos durante el próximo año.

    Por lo tanto en este caso el que debe analizar y dar la respuesta a este inicio de temporada soy yo y… el resultado es el de estar satisfecho; aunque ha habido varios aspectos con los que no estuve contento en su momento y que ya comencé a corregir.

Eso sí; muy satisfecho con un test y su palpable mejoría de cuando comencé este reto. Satisfecho si, pero no con una nota tan alta como hubiera deseado. Pero el culpable de no sacar mejor nota soy yo mismo.

    Y es esta parte la que no me deja cien por cien satisfecho. ¿Porque no saco un “10” o muy cerca de él? Pues porque a pesar de que muchas veces me lo han dicho por la capacidad de entrega física y mental; así como mi disciplina; resulta que no…

No soy un robot. Soy simplemente “El hombre de los Sueños”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para publicar su comentario; sea respetuoso con todo el mundo y tenga educación por favor.
Recuerde: "Que no todo vale con la excusa de la libertad de expresión y de la opinión personal"