lunes, 18 de agosto de 2014

FASES DE CARRERA EN VELOCIDAD


            FASES DE CARRERA EN VELOCIDAD

    Las “fases de carrera” en la disciplina de velocidad en todas las carreras ya sea desde la distancia más corta  de 60 metros a la más larga de 400 metros son tres; lo que estas varían en tiempo  y en la distancia en que se ejecutan siendo unas más o menos importantes según de que distancia es la carrera. Así pues una vez realizada la salida de tacos entramos propiamente en las diferentes fases de la carrera.

    Son la fase de aceleración; de velocidad máxima y la llegada.

La primera de ellas es la más importante cuanto más corta sea la carrera y esta es la “Fase de aceleración”:

    Esta fase en realidad se divide en dos fases. La primera fase; y la segunda fase de aceleración. Se podría decir que es una pero el final de la fase de aceleración es tan importante para llegar a la siguiente fase lo más rápido posible tanto en la distancia de la carrera como en el tiempo de esta que se debe tener presente que son “dos fases en una” bien diferenciadas para así optimizar cada zancada; y por tanto el esfuerzo del atleta para desarrollar su mayor velocidad.

    Tras la salida de tacos (ver artículo de 30JUL14) entramos en esta fase en la que se diferencia claramente su importancia cuan más corta sea la carrera. Así pues en una carrera de 60 metros lisos esta es la fase más larga y más importante de la carrera. Siendo esta menos importante en la carrera de 100 metros lisos y todavía menos en la carrera de 200 metros lisos. Y aunque los 400 metros son parte de la disciplina de velocidad esta al ser la más larga tiene sus particularidades no solo en esta fase; sino en las otras también. Pero señalando la importancia de esta fase en la carrera de 400m es insignificante si la comparamos con la que tiene en 60m.

    Así pues en la menor distancia de la velocidad los 60 metros lisos se puede decir que tras la salida y en conjunto con esta fase en la importancia del resultado de la carrera es del 90%. Bajando a un 70% en la carrera de 100 metros lisos y al 50% en la carrera de 200 metros lisos. En la carrera de 400 metros la importancia de esta fase no supera el 25% en el resultado final.

    La gran diferencia de la primera con la segunda fase de aceleración es la del cambio que se hace en la forma de desplazarse con el tartán o dicho de otro modo de como es el movimiento biomecánico que se hace desde la agachada posición del taco de salida hasta que se adapta la posición erguida donde se desarrollara la mayor velocidad. Así tampoco se ejercerá la fuerza contra el suelo del mismo modo en esta fase con respecto a la siguiente.

    Una de las partes más difíciles de la carrera de 60m o de 100m es precisamente el no perder lo ganado en la primera fase de aceleración o no perder velocidad ni empuje para pasar por la necesaria segunda fase de aceleración antes de obtener la velocidad máxima en posición erguida. La que con una mala ejecución afectaría enormemente en el tiempo final de carrera así como la velocidad que desarrollemos en la carrera.

 

“Fase de velocidad máxima”:

    Esta es la fase que se desarrolla tras la aceleración y que tiene también su importancia según sea la distancia de la carrera.

    En la carrera de 60 metros lisos cuando se acaba de desarrollar la velocidad máxima o aún no ha llegado ya se ha de comenzar con la última fase. Así una buena carrera de esta disciplina es en la que se realiza una primera fase de aceleración y se “empalma” con la velocidad máxima y ya se comienza con la siguiente fase inmediatamente (la llegada). En esta corta carrera cuando el atleta nota que está cerca de terminar su aceleración lo que debe hacer es levantarse completamente e iniciar de inmediato la llegada. Así el tiempo que realice estará cerca de su máximo en ese momento de su carrera deportiva. Si bien realice series de tiempos próximos si no lo realiza de esta forma estará lejos de ser su máximo real en ese momento. En el común de los casos la fase de aceleración de esta disciplina se ve enormemente reducida cometiendo el error de centrarse en esta segunda fase siendo esto así en detrimento de la marca.

    En la disciplina de 100 metros lisos; esta segunda fase ya adopta una mayor importancia. A los aproximadamente 50 o 60 metros se alcanza la velocidad máxima y cuanto mejor se realice la técnica de carrera menor se reducirá la velocidad máxima hasta la llegada.

    En la de 200 metros lisos esta fase resulta que tiene una paradoja; ya que si bien en la carrera se establece una velocidad máxima esta no es tan alta como en la de cien, siempre y cuando se quiera hacer bien ya que si no en el último cien el aumento de fatiga provocara un desfallecimiento y resultado peor que de establecer una velocidad máxima de carrera inferior. Así lo recomendable es que si bien se corra al máximo toda la carrera no hacerlo en un máximo absoluto como el cien para una mejor marca del doscientos.

    En la disciplina de 400 metros lisos; esta fase es la más larga pero con una velocidad máxima muy inferior.

“La llegada”:

    La llegada es la última de las fases de la velocidad. En su última parte podrás llegar a ganar hasta un máximo aproximado de 40 centésimas en todas las distancias de carreras de esta disciplina.

    Lo que dependiendo de la técnica de carrera y de las ultimas zancadas que se realicen antes de la llegada puede ser imposible entrar con el pecho adelantado de la cadera y así obtener ventaja con el crono en esta última fase.

    En la disciplina de sesenta siendo la más corta es donde más se verá afectado el resultado final del crono de hacer bien o no esta fase; siendo más fácil cuan más larga sea hasta el 200m, y en el 400m aunque en este último puede que las ultimas zancadas resten un poco de ganancia al crono a pesar de disponer de más tiempo para realizar bien esta fase.

    Un error que debe de evitarse en esta fase y que muchas veces se comete es realizar el gesto de llegada demasiado antes de la línea de meta no solo no ganando tiempo sino empeorando la marca por el freno que ejerce la pierna con el suelo para impulsar el tronco pero que al realizarlo antes de lo debido al adoptar verticalidad de tronco la continuidad de la cadera y la zancada resulta afectada.

    La diferencia de realizar estas fases bien a no dependiendo de la distancia de la carrera y el nivel del atleta puede hacer que la marca sea de 0.8 a 3 segundos de diferencia; con lo que es una parte importante a trabajar el asimilar correctamente las diferentes fases de la carrera durante el entrenamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para publicar su comentario; sea respetuoso con todo el mundo y tenga educación por favor.
Recuerde: "Que no todo vale con la excusa de la libertad de expresión y de la opinión personal"