miércoles, 9 de julio de 2014

"SER ATLETA ES MÁS QUE UNA PALABRA"


                     “Ser atleta es más que una palabra”

    Hay muchos días importantes en la vida de un atleta. Algunos llegan y lo son sin darte cuenta por cómo se da la situación. Si realizas tu “PB” (personal best) o “MMP” (mejor marca personal) ya que siempre aspiraras a superarla. Así en su día además de la emoción tienes una sensación de que lo superaras y puede que no lo consideres el más importante.

    También es cierto que el hecho de participar en una gran competición, como unos JJ.OO o un Campeonato del Mundo o metas más menores pero por ello no menos difíciles tampoco, como un Campeonato Continental o un Campeonato Nacional pueden ser el día más importante de un atleta al margen de la marca o el resultado.

    Pero cada año para cada atleta hay dos días que son los dos más importantes. Uno en invierno “Pista Cubierta” y otro en verano “Aire Libre”. Algunos atletas como el caso de Usain Bolt el Recordman mundial solo se preparan para una gran competición al año. Comprensible además de porque (y no estoy de acuerdo) en el atletismo se da más importancia a las competiciones de Aire Libre que de Pista Cubierta y por ello los grandes contratos y premios de unos y no de otros.

    Yo a día de hoy me preparo en especial para dos competiciones al año. Es curioso que esta temporada 2.013/14 tanto en invierno por un error de organización (error aprendido), como en verano por inclemencias meteorológicas no realice ninguna. Y tan simple como haber elegido otras dos y hubiera participado. Pero ello no quita la gran satisfacción diaria (y sufrimiento) del entrenamiento para estar en ellas. Y como sin haber tenido estos días no he perdido un ápice de energía e ilusión y ya estoy en la pretemporada para la próxima temporada.

    Y es que en el mundillo atlético hay un dicho y es: “Ser atleta es más que una palabra” porque por duros que sean los entrenos o con esta filosofía por muchas barreras que nos encontremos en la vida siempre nos enfrentamos a ello. En realidad es un espíritu de superación. Y a veces como esta temporada la mejor recompensa es el lugar donde compites y sentir que tiene un olor especial.

    Increíble como después de toda una temporada de entreno, conducir más de 400km de viaje de ida y llegar nevando a la pista (2.320m de altura) al salir del coche respirar… oler el aire y tener esa satisfacción.

    (Pero esa historia de recompensa personal ya os lo cuento otro día).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para publicar su comentario; sea respetuoso con todo el mundo y tenga educación por favor.
Recuerde: "Que no todo vale con la excusa de la libertad de expresión y de la opinión personal"